Semana del Glaucoma 2017

La Semana Mundial del Glaucoma (WGW) es una iniciativa de la Asociación Mundial de Glaucoma (WGA) y de la Asociación Mundial de Pacientes de Glaucoma (WGPA) que pretende llamar la atención sobre un conjunto de enfermedades que se caracteriza por una degeneración progresiva del nervio óptico.

WGW2017_medium-rectangle

Más información: http://www.wgweek.net/

En todo el mundo se llevan a cabo diversas iniciativas de información y concienciación:

eDiagnosticGrupo Atrys Health, pretende resaltar, a través de este artículo, la importancia del diagnóstico precoz en la detección del glaucoma.

El glaucoma:

1.1 Introdución

El glaucoma es una enfermedad neurodegenerativa ocular crónica, lentamente progresiva y asintomática en sus fases iniciales, habitualmente binocular, aunque asimétrica que produce alteraciones irreversibles en el nervio óptico, causantes de déficit campimétrico y en última instancia ceguera. 1

A nivel mundial, es la primera causa de discapacidad visual y de ceguera irreversible² y se estima que, debido al glaucoma, 4,5 millones de personas en todo el mundo son ciegas  y que este número aumentará a 11,2 millones en el 2020.³ Además, según la WGA, afecta a un total de 60 millones de personas y en 2020 la cifra alcanzará los 76 millones de personas.³ El aumento de su incidencia está creciendo de manera alarmante debido al aumento de la esperanza de vida de la población mundial.

En España 1 millón de personas sufre de glaucoma, aunque la mitad lo desconoce. Además, esta enfermedad incide entre el 0,5% y el 4% de la población, llegando incluso al 5% entre las personas mayores de 50 años.

 1.2 ¿Cuál son las CAUSAS de la degeneración del nervio óptico?

El glaucoma es una enfermedad multifactorial del nervio óptico y los factores de riesgo más importantes para su desarrollo son los siguientes:

  • Presión intraocular alta (PIO mayor de 21 mmHg)
  • Edad (mayores de 40-50 años, a excepción del glaucoma congénito o juvenil)
  • Raza (negra o asiática)
  • Factores vasculares
  • Factores oculares (alta miopía e hipermetropía, post-cirugía, traumatismos)
  • Herencia (antecedentes familiares de glaucoma)
  • Tratamientos con corticoides tópicos o sistémicos
tonometro

Figura 1: Tonometro de aire.

 

  • La PIO elevada es el ÚNICO factor de riesgo conocido que se puede controlar y tratar
  • El aumento de PIO causa la disminución de capas de fibras nerviosas del nervio óptico, que a su vez determina la pérdida progresiva del campo visual periférico que no influye en la visión central hasta las fases finales

1.3 Pruebas fundamentales de detección del glaucoma

El glaucoma, también conocido como el ladrón sigiloso de la visión, es una enfermedad asintomática hasta fases muy avanzadas, de forma que el paciente no es cociente del peligro hasta que ha perdido de manera irreversible gran parte de su visión. Por esta razón es fundamental diagnosticarlo de forma precoz,a través de una revisión optométrica y oftalmológica que incluye las siguientes pruebas:

  • Tonometría
  • Campimetría
  • Paquimetría corneal
  • Retinografía
  • Tomografía del nervio óptico (OCT)
  • Gonioscopia

Figura 2: Pruebas de detección precoz del glaucoma.

Además, a partir de los 40 años se recomiendan revisiones oculares BIENALES para realizar un diagnóstico precoz del glaucoma o ANUALES, si el paciente tiene algún factor de riesgo o si existen antecedentes familiares de la enfermedad.

1.4 PIO y glaucoma

La presión intraocular elevada es el principal factor de riesgo para el desarrollo y progresión del glaucoma, pero no todos los pacientes con PIO mayor de 21 mmHg padecen esta enfermedad. De hecho, en estos pacientes el nervio óptico puede estar sano así como su campo visual normal. No obstante, es muy importante realizar controles periódicos de estos pacientes, porque algunos podrán desarrollar en el tiempo glaucoma.

1.5 Tratamiento del glaucoma

La mayoría de tratamientos van encaminados a aumentar el drenaje y en algunos casos a disminuir la producción de humor acuoso. Los pilares de tratamientos son tres, de menos a más invasivos:

  • Tratamientos médico-farmacológicos (colirios hipotensores y en casos muy concretos comprimidos)
  • Tratamiento láser: la iridotomía laser, la trabeculoplastía y la cilclofotocoagulacióntransescleral diodo
  • Tratamiento quirúrgico, siendo las dos técnicas más comunes la trabeculectomia y la escleretomía no perforante

1.6 La importancia de las revisiones oculares periódicas

El glaucoma es una enfermedad que hay que detectar y seguir, ya que su tratamiento tiene como objetivo detener  y/o hacer más lenta su progresión para preservar el máximo tiempo posible la visión del paciente.

La falta de diagnóstico o el diagnóstico tardío hace que el glaucoma no sea detectado en fases iniciales, ya que al no presentar síntomas, la mayoría de las personas desconoce que lo padece.

Como medida preventiva es fundamental realizar revisiones oculares de forma periódica.

Mediante la teleoftalmología, podemos acercar la atención oftalmológica a mayores rangos de población, facilitando el cribado o screening de patología realizando revisiones de fondo de ojo y tomas de presión intraocular. Los pacientes, en los que se detecta sospecha de glaucoma, se remiten a una consulta oftalmológica presencial para completar sus estudios y proporcionar el tratamiento adecuado.

Referencias:

1. Díaz JJ, Alcolea IS. De Castro FL, Martínez TP, Campos P O, Morales R C (2001). Glaucoma e hipertensión ocular en atención primaria. Atención primaria; 28(1), 23-30.

2. World Health Organization data from www.who.int/blindness/causes/priority/en/.

3. Quigley HA, Broman AT (2006). The number of people with glaucoma worldwide in 2010 and 2020. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *