Enfermedades causantes de ceguera (IV): Glaucoma

El glaucoma es un grupo de  enfermedades oculares  degenerativas a que dañan el nervio óptico, generalmente como consecuencia del aumento de presión dentro del ojo. El nervio óptico, formado por más de un millón de fibras nerviosas,  es el responsable de transmitir la información visual desde la retina al cerebro.

En un ojo sano, el humor acuoso (líquido transparente que baña las estructuras oculares) circula dentro de la parte frontal del globo ocular. Este va produciendo pequeñas cantidades de este líquido mientras que esas mismas cantidades las drena, para mantener una presión constante. Con glaucoma, el drenaje del humor acuoso no funciona correctamente, por lo que aumenta la presión dentro del ojo, dañando las fibras del nervio óptico de forma irreversible. También existe un tipo de glaucoma en el que el daño en el nervio óptico se produce con presiones intraoculares normales.

El glaucoma es la segunda causa de ceguera del mundo y en España la incidencia es del 2,1%, afectando a casi un millón de personas. La mitad de los pacientes con glaucoma no sabe que lo tiene, porque generalmente no produce dolor, ni pérdida brusca de visión, ni otros síntomas que hagan sospechar al afectado.

Hay cuatro tipos de glaucoma diferentes:

  • Glaucoma de ángulo abierto: el aumento de presión es pequeño y de forma gradual. Es el tipo más común de glaucoma, y tiende a ser hereditario. Al darse de forma gradual, no se puede percibir que se padece.
  • Glaucoma de ángulo cerrado: el aumento de presión es grande y de forma repentina, por lo que causa dolor, pérdida de visión repentina, visión de halos alrededor de las luces, e incluso nauseas y vómitos.
  • Glaucoma congénito: ocurre en bebés, causado generalmente cuando el ojo no se desarrolla correctamente. Este tipo de glaucoma puede afectar a ambos ojos, y en la mayoría de los casos es de carácter hereditario.
  • Glaucoma secundario: cuando se produce por una causa secundaria la cual conocemos, como la diabetes, algunos fármacos como los corticoides, gotas oftalmológicas dilatadoras u otra lesión ocular.

vision glaucoma

Por lo general, los síntomas no se manifestarán hasta pasado un tiempo, a excepción del glaucoma de ángulo cerrado. Pueden darse dolores de cabeza, estrechamiento de la visión periférica (síntoma conocido como “visión en túnel”) o algunos trastornos visuales como la dificultad de adaptarse a la oscuridad o ver halos alrededor de la luz .

El factor de riesgo más importante en el glaucoma es el aumento de la presión intraocular, pero también son conocidos otros factores de riesgo generales como los antecedentes familiares de glaucoma, la edad (más frecuente en edad avanzada), diabetes, tratamientos prolongados con corticoides; y factores de riesgo oculares como miopía o grosor corneal adelgazado.

La visión perdida nunca se recupera, por eso es tan importante realizar un diagnóstico precoz, sometiéndose a revisiones periódicas, más teniendo en cuenta que los síntomas no aparecen hasta fases muy avanzadas En los mayores de 40 años, las personas con antecedentes familiares de glaucoma o alta miopía, estas revisiones deben ser anuales.

2015 07 07 imagen retina gluacoma BLog

Retinografía que muestra un aumento de la relación excavación/papila en un caso de glaucoma

Las pruebas más relevantes para poder detectar cualquier caso de glaucoma son la medición de la presión ocular (tonometría), el examen de campo visual (perimetría), y el examen de fondo de ojo para llevar a cabo una observación del nervio óptico. En esta observación de fondo de ojo, se realiza una detallada valoración de la relación entre la papila (zona visible del nervio óptico en la retina) y la excavación. La papila presenta una pequeña depresión (excavación) central fisiológica que no debe superar el tercio del tamaño total de la papila;  cuando existe un aumento de la presión intraocular esta excavación aumenta.

El tratamiento del glaucoma tendrá más éxito cuanto más precozmente se establezca el diagnóstico y puede ser a través de fármacos, láser o cirugía.

One thought on “Enfermedades causantes de ceguera (IV): Glaucoma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *